Melitta Bentz y su invento con aroma de café

imagen foto_portada.jpg

Melitta Bentz era una mujer alemana, cuya pasión por el café, le permitió convertirse en inventora, gracias a un desarrollo surgido a partir de una necesidad doméstica.

Cada vez que hervía los granos directamente en el agua, obtenía un producto demasiado amargo para su paladar. Por tanto se propuso generar una forma para filtrar el contenido y así obtener lo mejor del café, sin tener que soportar sabores indeseados.

Bentz hizo varios experimentos con distintos materiales y métodos, hasta que decidió utilizar el papel secante del cuaderno de su hijo y luego colocarlo en el fondo de una olla de latón perforada. El resultado fue mejor de lo pronosticado, tanto así que patentó su invención en 1908.

Luego con su marido, decidieron crear su propia empresa cuyo éxito fue explosivo. La compañía lleva el nombre de la inventora y perdura hasta el día de hoy, con más de 3.500 empleados.