Propiedad industrial en el telescopio ALMA: Innovación y creatividad para mirar el universo

El organismo que lo ampara tiene un programa de apoyo en la creación de patentes que sigue estrictos procedimientos y para los cuales existen claras definiciones del rol que a cada quien le compete en la creación y posterior utilización de una patente con fines comerciales.

En lo alto del llano de Chajnantor, en la Cordillera de los Andes, Chile, el Observatorio Radioastronómico Nacional de Estados Unidos (NRAO), el Observatorio Europeo Austral (ESO) y el Observatorio Nacional de Japón (NAOJ) construyen el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), un telescopio de vanguardia creado para estudiar la luz de algunos de los objetos más fríos del Universo. Esta luz tiene longitudes de onda de alrededor de un milímetro, entre el infrarrojo y las ondas de radio, por lo que se conoce como radiación milimétrica o submilimétrica.

Se trata del mayor proyecto astronómico basado en tierra desarrollado hasta el momento. Es por eso que la precisión con la que las antenas de ALMA se sintonizan para captar las débiles ondas del espacio exterior demanda el cuidado del más mínimo de los detalles. En este caso, la sincronización de sus 66 antenas se realiza por medio de señales que viajan por fibra óptica y cuyo error no puede ser superior a los 17 fempto segundos, es decir 0.000000000000017 segundos (17x10-15).
Para lograr estos niveles de precisión es necesario evitar cualquier movimiento de la fibra óptica, ya sea torsión, estiramiento o contracción, ya que esto altera fuertemente la polarización de la luz, disminuyendo drásticamente su calidad. El problema es que las antenas de 120 toneladas son estructuras móviles que necesitan apuntar y seguir a las estrellas, siendo capaces de rotar en forma independiente en azimut y elevación, lo que expone a la fibra óptica en su recorrido hasta los receptores localizados al interior de la cabina.

Para evitar que la fibra óptica se moviera, se diseñó un dispositivo mecánico especial: el Fiber Wrap. "El dispositivo asegura que la rotación azimutal de la antena de 540 Grados y de elevación de casi 180 grados no perturbe la polarización de las señales, manteniendo intacta la calidad de las mismas. Se necesitan dos de estos dispositivos para cada antena, uno por cada eje de rotación", explica Rodrigo Brito, Ingeniero Civil Eléctrico, MBA del proyecto ALMA, y uno de los integrantes del grupo que desarrolló la innovación.

Fiber Wrap.
Fiber Wrap.

Para crear esta patente se comenzó por identificar el problema. Luego cuantificaron y analizaron las especificaciones técnicas y requerimientos, de modo que las soluciones fueran medibles. Después se pasó al diseño de prototipos, pruebas y patente. La fase final consistió en el perfeccionamiento del diseño, documentación y producción.

En cuanto al rol que cumplen las patentes en el desarrollo de nuevas tecnologías, Rodrigo Brito es enfático: "La creación de patentes y el desarrollo de nuevas tecnologías van de la mano, no puede haber una sin la otra, si es que se persiguen fines comerciales o curriculares o académicos. La frontera del conocimiento sólo es traspasada con nuevas invenciones, con la creatividad y el trabajo paciente, metódico y constante de ingenieros y cientificos", afirma.

Cabe destacar que en el proyecto ALMA se utilizan muchas patentes, algunas de ellas muy recientes, otras con y sin fines comerciales "y otras tantas para las cuales no se les ha encontrado implementaciones masivas o lucrativas", comenta el ingeniero.

Considerando que ALMA es una instancia multinacional, Associated Universities Inc, a través del Observatorio Radioastronómico Nacional de los Estados Unidos o NRAO, su sigla en inglés, tiene todo un programa de apoyo en la creación de patentes que sigue estrictos procedimientos y para los cuales existen claras definiciones del rol que a cada uno, individuo e institución, le compete en la creación y posterior utilización de una patente con fines comerciales.

"La responsabilidad contractual de cualquier trabajador de NRAO es la de cooperar y hacer pública la invención si esta se enmarca dentro del trabajo realizado y financiado por el observatorio, a su vez que la institución se hace responsable de determinar la "patentabilidad" de la invención, realizar los trámites y obtener los derechos legales", explica Rodrigo Brito.

La coordinación se realiza a través de un encargado especialmente dedicado a este tema, el cual velará por el fiel cumplimiento del proceso. De esta forma, cualquier ganancia que se obtenga por el uso comercial de patentes que hayan sido generadas en cooperación con la institución se reparten en porcentajes. "Con esto se logra un proceso transparente, que incentiva a ingenieros, técnicos y científicos a ser creativos, a encontrar soluciones innovadoras y a focalizarse en la solución de problemas específicos", concluye el profesional.

Fiber Wrap.

Fiber Wrap.