Mauricio Gallardo, gerente de CMG Muebles Ltda.

Este emprendedor nacional inventó una casa rodante ampliable. Lo novedoso de la creación le ha permitido ganar desde 2009 un Capital Semilla de Sercotec; ser incluido como caso de éxito en el sitio especializado Innovación.cl y participar en el programa de innovación impulsado por el Ministerio de Economía, conocido como Start Up Chile.

Más de dos décadas dedicado al diseño y confección de muebles especiales a medida definen la actual actividad empresarial de Mauricio Gallardo, un innovador chileno con estudios de Construcción Civil en la Pontificia Universidad Católica de Chile, quien en los últimos años ha dado mucho que hablar por una de sus más recientes invenciones: la casa rodante ampliable.

En la actualidad, la estructura del habitáculo está lista y funciona sin contratiempos, pero aún falta el equipamiento interior y algunos detalles para concluir definitivamente el proyecto. Los planes más inmediatos son continuar creando, postular a un capital semilla de Corfo y encontrar algún socio para comercializar esta novedad.

Lo mejor de todo es que el potencial comercial del invento no sólo se restringe a las casas rodantes, sino que Gallardo ya ha extendido el concepto hacia casas tradicionales (que logran multiplicar por tres su superficie interior), inmuebles que se podrían destinar a viviendas sociales, de emergencia o instalaciones de faenas. Por estos días, su creador está en conversaciones con la Empresa Constructora Belmar y Ribba para el desarrollo de un prototipo.

Lo novedoso de la creación le ha permitido a su dueño ganar desde 2009 un Capital Semilla, de Sercotec, recursos con los que Gallardo remodeló su taller para transformarlo en un laboratorio donde desarrollar nuevas ideas innovadoras.

El apoyo de INAPI

A ello se suma su reciente inclusión como caso de éxito en el sitio especializado Innovación.cl, debido a su larga trayectoria en diseño y fabricación de muebles para la red de salud; así como una invitación para que participe activamente en el programa de innovación impulsado por el Ministerio de Economía, conocido como Start Up Chile.

En materia de Propiedad Industrial, la patente de invención fue presentada en 2010 ante el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI), solicitud que se encuentra en la actualidad en fase de nombramiento de perito.

El apoyo de la institución fue clave para que el inventor se interiorizara sobre los aspectos técnicos y jurídicos de los derechos de propiedad industrial, lo que fue posible gracias a los contactos que mantuvo con las especialistas del área de la Unidad de Orientación a los usuarios de Patentes, quienes lo apoyaron con la información necesaria para conocer las ventajas de proteger su invento, le informaron sobre las distintas etapas del proceso, además de ofrecerle apoyo para ajustar la redacción de la solicitud a las exigencias legales.

Texto no definido